Loading...
Salud ¿Lo leíste?

Cinco preguntas para entender la depresión

Cada 13 de enero se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Depresión, un trastorno emocional que afecta a más de 280 millones de personas en el mundo, y que durante la pandemia de covid-19 incrementó hasta 27.6 %.

Enlace copiado
Enlace copiado

La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, pues se estima que afecta a unos 3.8 % de la población, incluidos un 5 % de los adultos y un 5.7 % de los adultos de más de 60 años, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Esta es la primera causa mundial de discapacidad.

El doctor Rafael Gilberto Chávez, especialista en psiquiatría y presidente de la Asociación de Médicos Psiquiatras Salvadoreños por la Salud Mental (APSAM), explica que el padecimiento se caracteriza por un ánimo bajo-melancólico sostenido en el tiempo por más de dos semanas que se acompaña de alteraciones del pensamiento, por ejemplo: la pérdida del sentido de la vida, alteración en hábitos como alimentación y sueño.

"La depresión pertenece a la esfera de los trastornos mentales y es una alteración del estado del ánimo lo suficientemente importante como para interferir en las actividades de la vida diaria, generando disfunción general en quien la padece", detalla el experto en salud mental.

Para sensibilizar, orientar y prevenir a la población sobre esta enfermedad, cuyas cifras aumentan de manera desproporcionada en el mundo por la pandemia de covid-19, el experto nos comparte cinco datos para conocer sobre la depresión.


 

  1. ¿Cuáles son sus síntomas?
    Son variados y dependen de las características de personalidad del paciente. Los principales síntomas son: sensación de pérdida de energía, desánimo, tristeza sostenida, percepción de un “sin sentido de la vida”, alteración del apetito con aumento o disminución de este; alteraciones del patrón del sueño, desde insomnio hasta somnolencia diurna; disminución en atención y concentración, ideas de culpa, inutilidad, minusvalía, desesperanza; así como ideas suicidas en casos graves. A veces la depresión se acompaña de síntomas ansiosos como inquietud y desesperación.
     
  2. ¿Cuáles son las causas de la depresión?
    Su origen o desarrollo es multicausal. Hay factores orgánicos como las alteraciones neurobioquímicas, los factores socioambientales (eventos estresores de gran magnitud: duelos, la violencia intrafamiliar, social y otras); y los factores propios (habilidades de comunicación y socialización pobres, pocas habilidades de adaptación y resolución de crisis), todos pueden favorecer el aparecimiento de un cuadro depresivo.
     
  3. ¿Cómo diagnosticar la enfermedad?
    En principio es la misma persona o quienes le rodean los que identifican los cambios en ciertos patrones de conducta (ya referidos anteriormente) que junto al ánimo triste o melancólico que se caracteriza por ser permanente al menos por dos semanas. Luego están los servicios de salud públicos o privados donde médicos generales o especialistas detectan durante la evaluación al paciente signos y síntomas que identifican a los trastornos depresivos y se deriva al servicio de salud mental institucional o médico psiquiatra para su tratamiento integral.
     
  4. ¿De qué manera podemos ayudar a una persona que padece depresión?
    En principio como sociedad ayudamos cuando dejamos de estigmatizar la depresión como “una simple tristeza” haciendo pensar a quien la padece que tiene la responsabilidad y la solución sobre su diagnóstico. Es sumamente importante no juzgar y si validar los sentimientos y pensamientos de quien presenta síntomas y signos depresivos y proponer la búsqueda de una atención especializada. Además, apoyar durante el tratamiento farmacológico y psicoterapéutico con el acompañamiento empático y comprensivo. Así mismo, es importante conocer de la enfermedad, sus síntomas y señales de alarma, para evitar complicaciones como el suicidio.
     
  5. ¿Cómo superar la depresión?
    Toda persona que padece de depresión debe contar con una asistencia profesional en el campo de la salud mental (Psiquiatra y psicólogo) para generar un abordaje integral que implique como ejes el tratamiento farmacológico a partir del uso de diferentes antidepresivos, ansiolíticos o moduladores del afecto -de ser necesarios-. El otro eje es el psicoterapéutico en el que de acuerdo a las causas se elabora un esquema de atención que puede ser dirigido a resolver un duelo complicado, orientar en el caso de búsqueda de un sentido de vida, entre otras. 

Episodio depresivo

La persona experimenta un estado de ánimo deprimido (tristeza, irritabilidad, sensación de vacío) o una pérdida del disfrute o del interés en actividades, la mayor parte del día, casi todos los días, durante al menos dos semanas. 

Se presentan varios otros síntomas, entre los que se incluyen la dificultad de concentración, el sentimiento de culpa excesiva o de autoestima baja, la falta de esperanza en el futuro, pensamientos de muerte o de suicidio, alteraciones del sueño, cambios en el apetito o en el peso y sensación de cansancio acusado o de falta de energía.

Durante un episodio depresivo, la persona afectada experimenta dificultades considerables en su funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional y en otros ámbitos importantes.
Los episodios depresivos pueden clasificarse en leves, moderados o graves, en función del número y la intensidad de los síntomas, así como de las repercusiones en el funcionamiento de la persona.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines