Loading...

Reflexiones

Enlace copiado
Rafael Castellanos - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Rafael Castellanos - Columnista de LA PRENSA GRÁFICA

Enlace copiado

Sucede una serie interminable de hechos que nos alarman cada semana y aunque unos cuantos protesten y pidan reflexión, la realidad es que el poder está concentrado totalmente en el Ejecutivo y el aparato de servidores: Asamblea, fiscal, magistrados, Fuerza Armada, PNC, comisiones especiales (Grupo Ad Hoc a la cabeza) alcaldías y toda autoridad, proceden de acuerdo con la voluntad del gobernante, sin importar si su comportamiento va en contra de las leyes y de la Constitución, que son las que deben regir el actuar de todos en un país que respeta el Estado de derecho, categoría a la que dejamos de pertenecer en los últimos dos años.

Cada semana presenciamos con impotencia, indignación y preocupación nuevas iniciativas violatorias. La semana previa fueron las interpelaciones de la Asamblea a exfuncionarios, el anuncio por el grupo que trabaja en reformas a la Constitución, la captura y el encarcelamiento ilegal de exfuncionarios del gobierno de Funes sin seguir ningún debido proceso, el anuncio por el presidente de que subiría en número de efectivos de la Fuerza Armada a cuarenta mil sin justificación válida y la eliminación de artículos de la Ley de Acceso a la Información Pública, el ambiente es de una población a quien de repente en unos meses les cayó encima el enorme peso de un gobierno autoritario que no respeta ninguna ley ni lo disimula, al contrario, cuando le señalan algo actúa desafiante y profundiza en su línea.

El circo de inquisición montado con la participación de un grupo de poca estatura, presencia y conocimiento de diputados oficialistas quiso primero destrozar y desacreditar a Lorena Peña, exguerrillera y política de larga data con fuerte temperamento. Los ataques e intentos de desacreditarla, en una sesión maratónica hasta las 2:00 a. m., fracasaron, y aunque la presidenta de la comisión, cuyo nombre no recuerdo, le apagó el micrófono cuantas veces quiso para que lo que decía Lorena no se escuchara (vergonzoso), no pudieron con ella y los dejó en ridículo.

Luego, dentro del plan de destruir a ARENA, después de expropiada su sede y retenida su cuota política, mortal para un partido endeudado y sin financistas que quieran sacarlo adelante, trataron nuevamente de hundir al buque insignia, el expresidente Cristiani, muertos los otros dos, Calderón y Flores, y en prisión quien más daño le ha causado a este país, antonio saca (minúsculas a propósito). Nuevamente, a esa comisión de supuestos inquisidores le salió el tiro por la culata, a pesar de todos sus esfuerzos por poner en boca del Presidente de la Paz palabras que querían oír, con su aplomo, serenidad y presencia, Cristiani los opacó por completo.

La declaración de testigo criteriado saca y la complacencia e instigación a decir nombres de la comisión realmente se pasaron del guion y su credibilidad fue muy baja, aun entre quienes apoyan a Bukele. Hicieron que los rumores de que ese expresidente está en el círculo de poder tengan sentido.

Lo más recio de los días, el anuncio del inefable Sr. Ulloa de que las propuestas por el Grupo Ad Hoc para reformas constitucionales, al que han renunciado varios prestigiosos abogados, debieran ser aprobadas por plebiscito, a la usanza de los regímenes dictatoriales de América Latina, en grave violación a las normas que dicta la Constitución vigente, rebalsó el vaso. Qué triste el papel del arzobispo opinando al respecto, ni él es alguien calificado como constitucionalista y hace que la población vea a la Iglesia católica como vendida, qué pena.

Tags:

  • reflexiones
  • poder
  • Bukele
  • Constitución
  • reformas
  • comisión
  • Cristiani
  • Grupo Ad Hoc

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines