Loading...

La estampida de cerdos contra el Acceso a la Información Pública

Enlace copiado
Liduvina Escobar - Comisionada del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP)

Liduvina Escobar - Comisionada del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP)

Enlace copiado

Imaginemos un floral en crecimiento, de repente con alguna que otra plaga (saneada a fuerza de contraloría social)... cuando de repente, pasa una estampida de cerdos y destruye todo. Así justamente, es lo que le está pasando de forma acelerada sobre todos los avances en materia de acceso a la información pública que se iniciaron desde la entrada en vigor de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP) en El Salvador. Digo de cerdos, por su relación directa con los charcos de lodo y la porquería. Y es que precisamente, las recientes propuestas de reformas impulsadas por el gobierno de Nayib Bukele evidencian el absoluto compromiso con la opacidad y el divorcio que mantiene con la transparencia.

El contenido de esas propuestas pretende ocultar cualquier tipo de información, incluyendo aquella que de manera obligatoria, las instituciones públicas debían colocar en los portales de transparencia o en las páginas web destinadas para consulta pública. Con ese cambio, los funcionarios fácilmente pueden denegar de manera "justificada y legal" la entrega de información de interés público tan básica como los marcos normativos, presupuestos, estructura de funcionamiento y directorio y currículum de los funcionarios a cargo de las entidades estatales a nivel nacional.

De igual forma, en lugar de legislar para mejorar los mecanismos de acceso a información pública, impulsan más obstáculos para las personas solicitantes. Al concretarse esa reforma, ampliarían los plazos de dar respuesta de 10 a 20 días hábiles, limitarían la entrega de la información (de no llegar a retirarla en 5 días la archivan y al solicitante le indicarían inicie el trámite de nuevo), hacen engorrosos los procesos de apelación en los casos de clasificación de las reservas de información, y legalizan las excusas para denegar información con el argumento que las instituciones no cuentan con esa información por no haberla generado, por no tener competencia o por no existir facultades legales previstas en la ley.

Esto no fuera tan preocupante, si existiera un ente garante y rector independiente, pero en este escenario se tiene un IAIP servil a los intereses del Ejecutivo y cómplice de lo que está sucediendo. Las reformas impulsadas tienen como objetivo terminar de garantizar el estado de cooptación del IAIP, anulando al colegiado. Lo más grave es que le arrebatan la competencia de dirimir las controversias de las reservas de información de oficio y por ende, la relación que esto tiene para la conquista de otros Derechos Humanos. Lo que nos lleva a que la esperanza de contar con información, que nos permita acercarnos a la verdad, sea cada vez más lejana y condenarnos a vivir en medio de cerdos y del lodazal.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • información pública
  • Bukele
  • IAIP
  • transparencia
  • reforma

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines