María es madre de familia, estudiante universitaria y emprendedora en las cercanías del mercado Hula Hula

El hecho de estar llevando una carrera universitaria y de ser madre de familia no le impide madrugar para atender su negocio en el centro de San Salvador.

Enlace copiado
Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal

Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal

Enlace copiado

Al costado oriente del nuevo mercado Hula Hula, sobre la 1a. Avenida Sur y Calle Rubén Darío, de San Salvador, está el puesto de María Mejía, una estudiante universitaria, madre de familia y emprendedora de muchos años.

Desde pequeña trabajó con sus padres en el puesto que antes estaba en los alrededores del parque Hula Hula, hoy convertido en Mercado Hula Hula bajo la anterior administración edilicia. Ante la llegada de la pandemia del covid-19, la mamá de María, doña Salvadora, ya no pudo continuar trabajando ahí ya que es una persona de la tercera edad; así fue cómo María quedó a cargo del puesto

Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal

El negocio se llama "Tácticos  Ninet", en el que se vende equipo para vigilantes, como gorras, chalecos, sombreros, estuches para armas, insignias, pero también se venden gorras para niños y adultos, carteras, maletines, bolsos, y una serie de artículos de cuero. María divide su tiempo entre su familia, el negocio y sus estudios de Mercadeo Internacional en la Universidad de El Salvador (UES). 

Según María, la palabra Ninet significa muñeca en el idioma de los antepasados de El Salvador, el nahuat. "Le puse así ya que así le decimos los hijos a mi mamá, le decimos muñeca, pero yo se lo puse en nahuat", comentó la emprendedora.

El lugar está abierto desde las 7:00 de la mañana y ofrece productos desde los $5.00 dólares o menos, dependiendo de lo que quiera el cliente. Con el típico llamado de 'venga, qué va a querer, acérquese y pregunte', María llama a los potenciales clientes, aunque la mayoría llega por sí misma y compran. La ioven madre de familia les da su precio y luego del acostumbrado regateo, hace el negocio.

Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal

El papá de María, don Cresencio, murió hace algunos años, por lo que solo su mamá se había quedado a cargo. Hoy es ella quien tomó la batuta del negocio y de esa forma lleva alimento a la casa para las obligaciones y las necesidades de sus hijos. "Antes vendíamos más que todo gorras, pero hoy son más que todo artículos para vigilantes privados", agregó. Según explicó, sus padres trabajaron por más de 30 años en el parque Hula Hula y con ese trabajo les dieron estudio a sus hijos, hoy todos jefes de hogar.

Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal

En el lugar hay varios negocios de ese tipo, más que todo atendidos por mujeres jefas de hogar. "Le hago un llamado a la gente para que nos visite, también tenemos artículos de la selección nacional, hay de todo", finalizó. Según ella, más de alguna vez ha sido visitada por hermanos salvadoreños que viven en Estados Unidos y se van satisfechos con los artículos adquiridos, algunos elaborados por manos cuscatlecas y otros importados.

Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal
Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal
Foto: LA PRENSA GRÁFICA/ Jorge Carbajal

 

Tags:

  • María
  • madre de familia
  • estudiante universitaria
  • emprendedora en las cercanías del mercado
  • Hula Hula

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines