Los sueños de Iván

Iván García es un reconocido abogado que sueña con convertirse en un magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador, dice que tiene la capacidad y experiencia necesaria para cumplir esa función.

Enlace copiado
Primera paso. En el 2011 Iván García se graduó como licenciado en Ciencias Jurídicas de una universidad de San Salvador; desde ese año, tiene su propio despacho jurídico.

Primera paso. En el 2011 Iván García se graduó como licenciado en Ciencias Jurídicas de una universidad de San Salvador; desde ese año, tiene su propio despacho jurídico.

Enlace copiado

Iván García es un abogado de la República con diez años de experiencia. Cumplió con su sueño de niño de convertirse en un profesional de las leyes, recibió el apoyo de sus padres y con mucho esfuerzo, obtuvo, en marzo del 2011, su título de licenciado en ciencias jurídicas en una universidad privada.

Nació en Sonsonate y se define como una persona: "luchadora y conquistadora, mi condición es de talla baja y siempre tuve el apoyo de mi familia, eso fue importante para lograr todo lo que me propuse porque la sociedad roba sueños e iniciativa".

Este profesional, de 40 años, lamentó que "en la calle nos ven como algo anormal. Vemos alrededor y decimos ‘qué hago aquí’. Muchos (de talla baja) dicen: me meto al cuarto, encerrado en cuatro paredes a sentirme cómodo (encierro, soledad); pero ese no fue mi objetivo".

“Soy una partícula del planeta tierra, siento dolor, frío, hambre. Igual que las personas de estatura promedio, tengo un corazón que palpita, me fluye sangre”.

Realizó sus primeros estudios en Sonsonate, posteriormente, se trasladó a San Salvador para estudiar en una universidad privada. De niño, dice que fue objeto de burla por su talla baja, pero nada lo afectó, "cierro los ojos y me doy cuenta que no me afecta, porque ni me acuerdo, no recuerdo la forma, ni cómo se dio, mi cerebro me permitió borrar todo", explicó.

En su paso por la universidad, del 2004 al 2010, "creí que sería objeto de `bullying´, pero no, me aceptaron como soy y eso me agradó. Nunca recibí una consideración especial de decir ‘démole nota por su condición’, todas las notas las gané por méritos", recordó.

Destacó por su capacidad académica, fue docente auxiliar de una materia en la Universidad Tecnológica (UTEC), también se desempeñó como asistente no letrado en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y realizó prácticas profesionales en los Juzgados Especializados de San Salvador. "Mi objetivo fue convertirme en abogado, cumplirle a la sociedad, a mi familia, pero, sobre todo, a mí. Siempre  me dediqué a estudiar, cumplí la meta", manifestó.

García no conoce de límites, tiene su propio despacho en San Salvador y tiene claro su camino: "mi siguiente objetivo es convertirme en magistrado de la Corte Suprema de Justicia, es mi sueño. Quiero darle vida, traerlo a la realidad", aseguró con mucha confianza.

Unidos

Iván García lucha por crear una fundación de personas de talla baja en el país, “que nos reconozcan, que existimos, tenemos una vida. Darnos a conocer, para ser escuchados, que vean que nos pronunciamos”, dijo.

Primera paso. En el 2011 Iván García se graduó como licenciado en Ciencias Jurídicas de una universidad de San Salvador; desde ese año, tiene su propio despacho jurídico.

Tags:

  • Talla baja

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines