Loading...

Las dos caras de Nuevas Ideas frente a los derechos de la mujer

Nuevas Ideas pasó de un candidato presidencial que dijo estar favor de una causal para despenalizar el aborto, a una bancada y un Gobierno que da portazos a este debate.

Enlace copiado

"Pro vida". La bancada oficialista dice ser "pro vida". Cuando era candidato, Bukele apoyó despenalizar el aborto en una causal.

Enlace copiado

Dos posturas, excluyentes entre sí, ha mostrado el partido Nuevas Ideas respecto a los derechos de la mujer y la despenalización del aborto.

El miércoles, diputadas oficialistas apelaron a la "responsabilidad" de las mujeres para "prevenir embarazos", en lugar de pedir el derecho al aborto. Días después, una legisladora del mismo partido abogó por la libertad de las mujeres para decidir sobre sus vidas.

Durante la sesión plenaria del 20 de octubre, la bancada de Nuevas Ideas rechazó la despenalización del aborto. El tema se abordó el 18 de octubre en la Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales, que archivó una iniciativa de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto que proponía reformar el Código Penal para declarar no punibles la interrupción voluntaria del embarazo cuando esté en riesgo la salud y la vida de las mujeres, cuando hay una malformación fetal sin posibilidades de sobrevivencia fuera del útero y cuando el embarazo es el resultado de violencia sexual.

"Muchas son las mujeres que desean tener hijos, otras no. Esa es una decisión que pueden tomarla desde antes de salir embarazadas. Es más una cuestión de consciencia y responsabilidad", dijo la diputada Aronette Mencía durante la plenaria.

Esta declaración fue duramente criticada en redes sociales por negar los embarazos ocasionados por agresores sexuales. "Las niñas y mujeres no eligen ser violadas, por ende no deciden ser madres", escribió una usuaria de Twitter sobre las declaraciones de Mencía.

"Me parece sumamente irresponsable negar una problemática y ese ha sido el discurso del Ejecutivo, del presidente y sus secuaces, de negar la violencia contra las mujeres", dijo a LA PRENSA GRÁFICA la antropóloga feminista Mariana Moisa.

Contradicción

Marcela Pineda, presidenta de la Comisión de Legislación, también rechazó despenalizar el aborto en tres causales. Pero dos días después de la plenaria, en un foro organizado por la Comisión de la Mujer e Igualdad de Género, sostuvo que no se trata de reformar para despenalizar el aborto, sino trabajar en educación para que "los niños puedan decidir qué quieren ser en esta vida y el respeto a esa decisión se vuelve fundamental. Que nuestras niñas crezcan con la toma de decisión de qué hacer de su vida".

El derecho a decidir es el motor del movimiento por la despenalización del aborto, una exigencia con la que comulgaba la Marcela Pineda del pasado. En redes sociales circularon fotografías de la ahora diputada en marchas feministas, portando el icónico pañuelo verde con la leyenda "Decidir es mi derecho".

En El Salvador, el rechazo de Nuevas Ideas a la despenalización del aborto no es nuevo, pero sí contradictorio. En campaña, en noviembre de 2018, Nayib Bukele expresó en un foro universitario que solo apoyaba una de las causales: cuando la vida de la madre está en peligro.

Pero tres años antes, en 2013, apoyó el caso de Beatriz, la mujer que inspiró la iniciativa de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto que fue rechazada esta semana. Beatriz demandó al Estado salvadoreño ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por no garantizar su derecho a la salud y la vida, ya que no le permitía interrumpir su embarazo, pese a que era una recomendación de los 13 especialistas del Comité Médico del Hospital Nacional de Maternidad. Beatriz, quien falleció el 8 de octubre de 2017 por otras causas, padecía Lupus Eritematoso Sistémico (LES), con nefropatía lúpica y artritis reumatoidea.

Su caso dio la vuelta al mundo. "¿Por qué los "defensores de la vida" no defienden el derecho de Beatriz a vivir? Tal vez son defensores del "fanatismo", que es diferente", tuiteó Bukele el 18 de abril de 2013. Ocho años después, cambió su postura y ahora apoya la restricción total.

El Salvador es uno de los pocos países de Latinoamérica con una legislación severa en la materia. En la legislatura 2015-2018, una correlación de fuerzas entre diputados de distintos signos políticos intentó someter a aprobación una serie de reformas que buscaban la despenalización del aborto en dos causales: para las mujeres que decidan abortar para preservar su vida y conservar su salud, y también cuando el embarazo sea producto de estupro o violación en una menor de edad.

El primero de los argumentos coincide con la postura que tenía Bukele en 2013 y 2018. El segundo, responde a la necesidad de procurar bienestar a menores de edad. Un estudio del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) reveló que en los últimos cinco años hubo un promedio de 48 embarazos diarios de menores.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines