Loading...

Las deudas de las víctimas de detenciones ilegales

Un informe sobre capturas ilegales y arbitrarias señala que las víctimas aún no han recibido reparación ni justicia por las ilegalidades que han cometido la Policía y otras autoridades.

Enlace copiado
Impunidad. Señalan que existe impunidad en estos casos y aseguran que no hay reparación en las víctimas detenidas ilegalmente

Impunidad. Señalan que existe impunidad en estos casos y aseguran que no hay reparación en las víctimas detenidas ilegalmente

Enlace copiado

Entre el año 2015 al 2020, la Fiscalía General de la República registró 131 detenciones ilegales, según datos obtenidos por la asociación Azul Originario. Esas detenciones, fueron tipificadas basadas en los artículos 290 y 291 del Código Penal.

Esta semana, la organización presentó un informe en el que muestran 12 testimonios sobre personas detenidas ilegal y arbitrariamente.

"Las detenciones ilegales y/o arbitrarias no son sinónimos entre sí, reflejan dos realidades completamente distintas, aunque una de ellas integre a la otra; la primera, está relacionada al delito que comete un funcionario cuando no existen razones suficientes para detener a una persona, pues no hay conocimientos reales de que se haya cometido un delito o sea sospechosa", detallan en el informe presentado.

Manipulación de la prueba

El informe señala que la mayoría de casos sobre detenciones ilegales están basadas en manipulación de la prueba por parte de agentes policiales.

Yvi Gutiérrez, fue víctima de un proceso que duró dos años. Ella relata que fue detenida el 11 de febrero de 2016 en horas del mediodía cuando acababa de salir de su trabajo.

Describe que ese día ella iba caminando en una residencial del municipio de Sonsonate, cuando agentes de la Policía Nacional Civil le pidieron detenerse. Le solicitaron sus documentos, celular y la clave del mismo, posteriormente, le mencionaron que había un robo y que alguien había dado una descripción física del victimario que coincidía con ella, según los agentes policiales.

“Agarraron una bolsa de papel, una bolsa plástica, no sé ni de dónde la sacaron y me la pusieron en la cabeza y empezaron con la bolsa plástica, me la amarraron hasta el cuello”.

Bessy Juárez, víctima de detención.

Luego de eso le dicen que puede irse, pero un agente la acompañaba y empezó a sentir miedo. Ella continuó caminando pero más adelante la detienen nuevamente y le quitan su celular; pierde de vista al agente que le arrebató el dispositivo y le indican que debe acompañarlos a la delegación para declarar.

Yvi, hasta ese momento desconocía lo que estaba pasando, no sabía que podía pasar con ella. "Me pusieron en un lugar y me tomaron fotos con un cartel que decía ‘extorsión’, hasta ahí supe que estaba detenida por un delito que ni sabía qué era".

Pasó cuatro meses detenida en una bartolina hasta que en la audiencia preliminar le decretaron un sobreseimiento provisional y en 2018 el juzgado la absuelve de los cargos imputados.

Tortura

"La investigación se centra en los testimonios que nos ofrecen una mirada hacia un contexto social. Dentro de los casos atendidos presentan prácticas de tortura que son normalizadas por los agentes policiales al ejecutar procesos judiciales", aseguró la investigadora de Azul Originario, Marielos Rodríguez.

Bessy Juárez, estuvo en prisión ocho años. En mayo de 2011 la PNC la capturó; al momento de la detención, los agentes empezaron a torturarla para que acepte un delito que no ha cometido, describe.

"Agarraron una bolsa de papel, una bolsa plástica, no sé ni de dónde la sacaron y me la pusieron en la cabeza y empezaron con la bolsa plástica, me la amarraron hasta el cuello", relató.

Bessy fue condenada a 10 de prisión por el delito de extorsión.

Tags:

  • Detenciones Ilegales
  • PNC

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines