Familias de comunidad Bendición de Dios piden no ser desalojadas

126 familias tienen una orden de desalojo en la zona aledaña al periférico Gerardo Barrios, en San Miguel.

Enlace copiado
Amenaza. La comunidad Bendición de Dios asegura que los están desalojando sin opción por la construcción del periférico.

Amenaza. La comunidad Bendición de Dios asegura que los están desalojando sin opción por la construcción del periférico.

Enlace copiado

126 familias que residen en la comunidad Bendición de Dios de la ciudad de San Miguel están preocupadas por una orden de desalojo que recibieron por parte de una empleada de una empresa constructora.

Estas familias se apropiaron de terrenos en una zona del Estado hace cinco años y al estar en un área aledaña a la construcción de periférico Gerardo Barrios, aseguran que es la constructora la que ha solicitado desalojar el lugar.

Los habitantes de esta comunidad aseguran que tienen temor, pues han recibido acoso constante por parte de esta trabajadora e incluso una de las residentes falleció hace un par de días debido a un colapso nervioso, supuestamente provocado por la preocupación de no tener un lugar a dónde ir ,en caso de ser desalojada

Reina Isabel Chicas, de 49 años, falleció la semana pasada. Su hijo Perla Chicas explicó que su madre estaba mal de su sistema nervioso ante las constantes visitas de la trabajadora y el miedo al desalojo.

"Mi mamá cada vez que veía a la señora se ponía mal, cada vez que la veía ella le agarraban los nervios, lastimosamente ella el lunes se puso mal , la llevamos a consulta donde falleció el día miércoles, según los médicos por colapso de nervios".

Juan Antonio Gaitán, presidente de la ADESCO de esta comunidad, explicó que la mayoría de habitantes son personas de escasos recursos, quienes desde hace varios años vienen luchando porque el gobierno pueda brindarles estos terrenos para poder vivir. La administración municipal anterior les había extendido un permiso para instalarse.

Explicó que hace unos meses, la misma trabajadora de la constructora les comunicó que necesitaba que los ranchos construidos en la zona donde se construiría parte del Periférico debía ser desalojada, pero podrían ser reubicados en terrenos cercanos. Lo hicieron, pero luego les pidió irse de manera definitiva.

"Vino y dijo que venía a casarse con la comunidad, le dimos confianza, incluso ellos no dio límite de tiempo para movernos de lugar donde iban a trabajar, hasta antes lo hicimos pero después nos dijo que necesitaba todo el espacio para trabajar, aquí hay mucha gente de la tercera edad que está enferma de los nervios, se ponen mal cuando la ven a ella", dijo.

Solicitan al gobierno pueda ayudarles y que no les desaloje.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines