Loading...

Ejecutivo gasta menos de lo presupuestado para el ejercicio 2021

Hasta mayo, 12 de los 15 ramos del Gobierno central muestran gastos menores a lo presupuestado. Economistas sugieren evaluarse presupuesto antes de contraer deuda. Desde mayo, han sido aprobados $2,780 millones en préstamos.

Enlace copiado
Ejecución del presupuesto 2021 es mejor de lo proyectado.

Ejecución del presupuesto 2021 es mejor de lo proyectado.

Enlace copiado

Hasta mayo 2021, el Gobierno del presidente Nayib Bukele había ejecutado $203.2 millones menos de lo programado en el Presupuesto General de la Nación, según las cifras que el Ministerio de Hacienda reporta en el Portal de Transparencia.

Esto, según expertos, plantea una contradicción pues, desde que inició la pandemia, Bukele y los ministros de las diferentes carteras de Estado han afirmado que no cuentan con fondos suficientes y que necesitan adquirir deuda para cumplir con los proyectos que planifican.

De los 15 ramos del GOES, en 12 el dinero no se ha utilizado según lo programado y hay sobrantes de millones. Pese a la pandemia por covid-19, el ramo en el que reportan una menor ejecución es en Salud, donde se han inutilizado $158.6 millones según los datos de Hacienda. Inicialmente, para cubrir los gastos de este ramo, programaron $489.1 millones, pero solo usaron $330.4 millones.

Los datos muestran que, por ejemplo, para el funcionamiento de la red de hospitales del país presupuestaron $283.1 millones. De estos, hasta mayo, $90.2 millones no habían sido utilizados. Incluso Hospital El Salvador ha inutilizado $16.6 millones. Lo mismo ha ocurrido en el primer nivel de atención, las clínicas comunitarias.

Además, en los proyectos de inversión, el presupuesto refleja que programaron $17.9 millones para mejorar la infraestructura de la red hospitalaria, de los que no han devengado nada. A pesar de esto, el mes pasado, la Asamblea aprobó $30 millones en deuda para fortalecer la red hospitalaria y combatir el covid-19.

El segundo ramo donde menos han utilizado los fondos es Educación, donde hay excedente de $108.2 millones. Una de las apuestas más importantes en esta área es la continuidad educativa, para la que, inicialmente, programaron $128.8 millones en activos fijos, de donde debieron comprarse las computadoras para los estudiantes. Luego, drásticamente, redujeron ese presupuesto a $16.2 millones, pero solo usaron $15.6 millones.

La ministra de Educación, Carla Hananía, el 3 de julio explicó que han tenido problemas para efectuar las compras porque la demanda de computadoras en el mundo es muy alta. Sin embargo, la semana pasada, el ministro Zelaya, aseguró que de $600 millones de un préstamo con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), buena parte ya estaba comprometido. Entre proyectos mencionados, estaba la compra de computadoras.

"En el caso de compra de computadoras, nunca se mencionó que iban a necesitar préstamos sino que era del fondo general", cuestionó el economista Ricardo Castaneda, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi).

El tercer ministerio donde hay una diferencia sustancial entre lo programado y lo ejecutado, es en Justicia y Seguridad Pública, donde se inutilizaron $44.8 millones, hasta mayo. Al principio, se planificó que serían necesarios $259.9 millones, pero solo utilizaron $215.1. Esto, pese a que una de las apuestas más importantes del Gobierno es el Plan Control Territorial por el que hay una deuda de más de $200 millones. Los datos muestran que, por ejemplo, en el rubro de eficacia policial utilizaron $25.2 millones menos.

La economista Tatiana Marroquín, plantea que la baja ejecución presupuestaria puede explicarse de varias formas. Una puede ser la falta de planificación y la baja recaudación. Sin embargo, descarta esta última posibilidad porque hasta mayo Hacienda reportó que solo recibió $4.5 millones menos de lo esperado. Marroquín, no obstante, indica que las cifras oficiales podrían estar lejos de la realidad.

"La última posibilidad es que se estén efectuando compras a través de otros mecanismos o partidas", agregó.

Además, cuestiona el endeudamiento acelerado del país, aún cuando lo presupuestado no está siendo ejecutado. "Aquí hay como $200 millones entre Educación y Salud que han sido programados y no han sido devengados. Y ya se aprobaron $600 millones en deuda. Entonces, antes de buscar préstamos deberían revisar la ejecución presupuestaria", dijo Marroquín.

La deuda aprobada desde mayo ya alcanza los $2,780 millones. Hacienda se muestra optimista en la recaudación y ha habido varios refuerzos a diferentes ministerios en el último mes.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines