Directora de USAID: La Fiscalía, la PNC y la Corte Suprema son las entidades más politizadas por el presidente Bukele

Durante la audiencia del Comité también se puso en la mesa los ataques, la persecución y el acoso que promueven el presidente Bukele, los funcionarios del gobierno y algunos diputados del partido oficialista

Enlace copiado
Foto: Archivo

Foto: Archivo

Enlace copiado

Samantha Powers, directora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo (USAID), dijo a los miembros del Comité de Asuntos Presupuestarios del Congreso estadounidense que la Policía Nacional Civil (PNC), la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia, se han convertido en un instrumento político del presidente Nayib Bukele en El Salvador.

“La Fiscalía, la Corte Suprema de Justicia y de la Policía Nacional Civil, son las entidades más politizadas por el presidente y esto es inconsistente con el respeto al Estado de Derecho, como requerimiento Constitucional”, dijo Powers en su intervención ante miembros del congreso.

Ante la posibilidad de que USAID reoriente otros fondos que reciben también los gobiernos de Guatemala y Honduras, Powers dijo que el organismo está analizando y “reconstruyendo” los programas, tras la decisión de la reorientación de los fondos en El Salvador, en donde se recortó la ayuda que la PNC, la Fiscalía y otras instituciones del gobierno reciben a través de programas con implementadores.

“Estamos reconstruyendo los programas y los fondos, en estos tres países, hacia los intereses de combatir las raíces de la migración que son el irrespeto al Estado de Derecho, la corrupción y por supuesto, de la inseguridad, que al mismo tiempo están acompañadas por las condiciones económicas. Estas son las causas de por qué la gente sigue dejando sus países”, dijo la funcionaria estadounidense.

La decisión de retirar los fondos a las entidades gubernamentales salvadoreñas es una acción en respuesta a la destitución de los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, promovida y ejecutada por los diputados de la bancada de Nuevas Ideas, el 1 de mayo, en su primera sesión plenaria. Fuentes en Washington DC, dijeron, además, que el recorte responde a la falta de confianza en algunos de los nuevos funcionarios electos por el partido oficialista.

Powers adelantó que el organismo está analizando qué programas son los más adecuados para promover el respeto al Estado de Derecho en el país junto con las organizaciones civiles que recibirán los fondos reorientados.

Por su parte, la congresista Norma Torres, miembro del Comité, que es uno de los grupos más influyentes y que decide si Estados Unidos debiese continuar apoyando financieramente a otros países, reafirmó que el gobierno estadounidense no debe seguir invirtiendo los fondos de los contribuyentes en los gobiernos centroamericanos para promover sus “propios intereses corruptos”.

“Como lo he señalado antes, no podemos continuar invirtiendo el dinero de los contribuyentes a los gobiernos que lo mal utilizan para promover sus propios intereses corruptos. Hoy es más evidente que nunca, que no podemos confiar en estos gobiernos en la administración de los fondos de ayuda, la lucha contra la corrupción y el reforzamiento del respeto al Estado de Derecho”, dijo Torres a los miembros del Comité.

Ataques a opositores

El problema de la corrupción en El Salvador no es el único que preocupa a los funcionarios estadounidenses. Durante la audiencia del Comité también se puso en la mesa los ataques, la persecución y el acoso que promueven el presidente Bukele, los funcionarios de su gobierno y algunos diputados del partido oficialista.

“En el segundo día de mi gestión como directora, me reuní virtualmente con activistas de El Salvador y Honduras para escuchar de primera mano el nivel de preocupación y miedo con los que muchos de ellos están viviendo. El sentimiento es que se está usando estos los megáfonos para desacreditar su trabajo, pero hemos visto en otros países y aquí en el nuestro que este trabajo que hacen estas personas es más patriótico que cualquier otro que puedas imaginar”, dijo Powers.

La funcionaria señaló que las embajadas y los oficiales de las representaciones diplomáticas estadounidenses en El Salvador y en los otros dos países del Triángulo Norte, están del lado de quienes defienden la democracia y que son atacados por hacerlo.

Mientras tanto, la congresista Torres señaló a los otros miembros del Comité que, especialmente en El Salvador, se han documentado “ataques diarios” en contra de activistas, periodistas, abogados y fiscales que denuncian la corrupción y el irrespeto al Estado de Derecho en el país.

“Estamos viendo ataques diarios de trolls en internet, propaganda y redes encargadas de diseminar teorías conspirativas en la región, compartiendo mensajes horribles, llenos de contenido sexista y de odio, compartiendo la ubicación de las casas y de los lugares de trabajo de periodistas, activistas, abogados y fiscales, con lo que amenazan su seguridad y la seguridad de sus familias”, señaló la congresista.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines