Descuentan $130,000 a docentes crónicos

El ISBM y el MINED no aplicaron el decreto legislativo 247 entre 2019 y 2020, a pesar de que estaba vigente, por lo que los profesores con enfermedades crónicas sufrieron descuentos salariales ilegales por incapacidades superiores a 90 días.

Enlace copiado
El profesor Alexander Shutting  ha demandado en varias ocasiones la aplicación del decreto legislativo 247.

El profesor Alexander Shutting ha demandado en varias ocasiones la aplicación del decreto legislativo 247.

Enlace copiado

Al profesor Inés Zelaya le descontaron $4,086. 14 "por motivo de entrega tardía de licencias por incapacidad médica", la cual le fue recetada luego de sufrir un derrame cerebral. A su hijo, Gilberto Zelaya, la Coordinación de Desarrollo Humano de la Dirección departamental de San Salvador, dependencia del ministerio de Educación (MINED), le hizo firmar un acuerdo en el que se comprometía a reintegrar ese monto, por no haber avisado a tiempo que a su papá le extendieron una incapacidad que inicialmente fue de 90 días.

Su caso es solo uno entre cientos a los que se les aplicó un descuento ilegal , afirma el profesor Alexander Barrera Shutting, sobreviviente de cáncer gástrico y representante del Comité de Profesores del Sector Público con Enfermedades Crónicas, Incapacitantes y Terminales.

El hijo del profesor Zelaya coincide con Barrera. Para ellos, el descuento de más de $4,000 que enfrentó el docente no tiene asidero legal porque existe un marco jurídico que lo prohíbe: el decreto legislativo 247.

El 14 de febrero de 2019, la Asamblea Legislativa aprobó un decreto para modificar el artículo 30 de la Ley de la Carrera Docente, que se refiere al derecho al patrimonio económico de los profesores que padecen enfermedades crónicas, incapacitantes y terminales, anotó Barrera. El decreto se publicó en el Diario Oficial del 5 de marzo de 2019.

"En cuanto a incapacidades, los profesores nos regimos bajo la Ley de Asuetos, Vacaciones y Licencias de los Empleados, que dice que todos los que tienen enfermedades prolongadas tienen derecho a faltar 90 días con goce de sueldo y que a partir del día 91 entran a subsidio. Pero con estas reformas a la Ley de la Carrera Docente, eso cambió para los profesores con enfermedades crónicas, incapacitantes y terminales", agregó.

Las modificaciones de las que habla el docente, destacado en el nivel de bachillerato para física y matemática, están en el decreto 247 y consisten en la adición de tres literales al artículo 30.

El literal "c" dice que los docentes deben gozar de estabilidad laboral en el cargo en el caso de padecer de enfermedades crónicas incapacitantes que requieren controles frecuentes, rehabilitación o que necesiten una atención técnica y médica especializada, "no pudiendo por estas causas ser objetos de descuentos en sus salarios".

El "d" establece que los docentes tienen derecho a no ser objeto de distinción, exclusión o discriminación por haber sido diagnosticados con padecimientos crónicos, "teniendo derecho a mantener su puesto de trabajo en igualdad de condiciones a las que ha tenido antes de la emisión de la referida certificación médica".

De acuerdo con estadísticas entregadas por el Instituto Salvadoreño de Bienestar Magisterial (ISBM) a LA PRENSA GRÁFICA, vía Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP), los docentes registrados en esa autónoma como pacientes con enfermedades crónicas pasaron de 24,222 en 2018 a 27,180 en 2019.

Para 2020, el reporte oficial muestra una disminución a 26,984, en un año en el que hubo un cese en la atención de consultas externas por la pandemia de covid-19, por lo que existe la probabilidad de que algunos se quedaran sin ser diagnosticados como nuevos casos crónicos.

Más de 145 docentes presentaron incapacidades mayores a 90 días entre 2019 y 2020, según el ISBM. La OMS considera enfermedad crónica a aquella que requiere más de 30 días de incapacidad. LPG/archivo

El covid-19, además, provocó la muerte de casi 90 docentes hasta noviembre, según una publicación de este medio con datos que también obtuvo a través de la LAIP; muertes que podrían estar relacionadas con enfermedades crónicas, pero debido a la reserva colocada por el Gobierno sobre toda la información relacionada con las muertes por coronavirus es algo que no se puede constatar.

La información que sí reveló el ISBM es cuánto dinero descontó a los docentes que presentaron incapacidades mayores a 90 días: casi $130,000 en dos años. En 2019 los descuentos sumaron $103,018.15 y el año pasado fueron $26,912.96 . Los documentos oficiales también dan cuenta de que 146 docentes presentaron incapacidades mayores a 90 días en esos dos años: 111 en 2019 y 35 el año pasado.

PIERDEN COMPENSACIÓN POR HORAS EXTRA

"En 2019, yo fui el único profesor que no perdió su sobresueldo. A los demás se los quitaban, porque no conocían el decreto 247", afirma Barrera Shutting.

Cuando Gilberto firmó el acuerdo de reintegro era 26 de octubre de 2020. Su padre falleció casi seis meses después. "Quedó impune el robo que le hicieron de más de $4,000", insiste Barrera Shutting.

El desconocimiento del gremio sobre la referida legislación, a su juicio, se debe a que la Dirección de Desarrollo Humano del MINED no realizó una correcta divulgación del decreto 247 entre la estructura organizacional, de modo que esta siguió aplicando el decreto legislativo 636, aprobado en 2017 con similares objetivos, pero que no les garantizaba a los docentes conservar su sobresueldo.

El sobresueldo es un salario adicional por las labores de docencia que tienen lugar fuera de la jornada base, que es de 7:00 de la mañana a 12:00 del mediodía.

"A mi papá le dio el derrame el 20 de febrero de 2020 y se le acabaron los 90 días el 20 de mayo. Pero cuando lo llevé a los controles siguientes, el neurólogo me dio otra incapacidad. Pero como yo no reporté inmediatamente a Bienestar Magisterial le cayó el descuento, porque ellos siguieron pagando", relata Gilberto. "La verdad, yo no sabía cuál era el protocolo a seguir, a mí el director del centro escolar nunca me explicó", agrega.

Gilberto explica que, dado que vivían los dos solos, él dejó de estudiar para dedicarse por completo al cuidado del profesor Inés Zelaya y que esa fue una de las causas por las que se le dificultó viajar desde Zacatecoluca, La Paz, hasta San Salvador. "No podía dejarlo solo", dijo.

LA PRENSA GRÁFICA solicitó una entrevista con la presidencia de ISBM a través del trámite EXT-ISBM2020-17194, pero no recibió respuesta. De la misma forma, solicitó una entrevista con el ministerio de Educación, pero la petición tampoco fue atendida.

Tags:

  • ISBM
  • educación
  • docentes
  • ministerio de educación
  • pacientes con enfermedades crónicas

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines