El Salvador  / social Día de la Madre

¿Cuánto valen los trabajos de mamá si fueran pagados?

Esta es una mirada a los trabajos que las madres asumen en el hogar y los costos que tuvieran si debieran remunerarse.

Enlace copiado
Aporte. El aporte de una madre va mucho más allá de la crianza, reconocer su trabajo e involucrarse debe ser parte del cambio.

Aporte. El aporte de una madre va mucho más allá de la crianza, reconocer su trabajo e involucrarse debe ser parte del cambio.

Enlace copiado

Madre suele ser sinónimo de abnegación y sacrificio, pero un criterio más realista vuelve necesario identificar el valor de sus aportes dentro de la familia y la sociedad. Roles de crianza se reconocen y asignan inmediatamente a la madre y a ella se extienden otros aspectos domésticos muy conocidos, pero poco valorados.

Al rol de crianza y formación que una madre asume, se le suman actividades domésticas, como lavar, planchar, cocinar, cuidar a enfermos o adultos mayores, por ejemplo. En el mercado laboral contratar a una empleada para lavar y planchar ronda los $250 dólares mensuales. Por el mismo precio oscila la contratación de una doméstica para cocinar. Y contratar a una persona para cuidar a un niño o a un anciano ronda los $200.

En un cálculo básico, esas tareas tienen un valor de $700. Esa cantidad debería recibir una madre al mes, si se le reconociera de'forma monetaria su trabajo dentro de un hogar y ante la sociedad.

Más aún: esta cifra sería todavía mayor si a esa madre también se le reconociera con un valor monetario otros aspectos, como la labor de docencia, en estos tiempos de pandemia.

“No le pagamos a una madre o abuela por su trabajo, se asume que, por amor, estas mujeres deben de hacer esos sacrificios”.

Carmen Urquilla, coordinadora de justicia laboral de ORMUSA.

"En el seno de las familias, a la madre generalmente le toca asumir la mayor carga de tareas domésticas y de cuidado. Estas tareas no se remuneran, no le pagamos a una madre o abuela por su trabajo, se asume que, por amor, estas mujeres deben de hacer esos sacrificios", valora la coordinadora del programa de Justicia Laboral y Económica de la Organización de Mujeres Salvadoreñas por la Paz (ORMUSA), Carmen Urquilla.

"Y la pandemia ha profundizado las sobrecargas de trabajo, ha extendido su tiempo de trabajo, así como la intensidad de lo que hacen las madres en ese tiempo. Mujeres, cuyos hijos iban antes a la escuela, ahora deben ocuparse de una labor educativa, de cuidados, e incluso combinar su trabajo y las actividades domésticas", acotó Morena Herrera, experta en temas de género y defensora de los derechos de las mujeres.

Para superar esta brecha, Urquilla señala que es importante que a las tareas del cuidado también se integren los hombres.

Junto al involucramiento de sus pares masculinos en las tareas domésticas, de crianza y cuidados, deben sumarse políticas estatales y municipales, "para crear servicios que amortiguen una parte de esos cuidados para descargar a las mujeres, hay sociedades que lo están haciendo", señala Herrera.

Para Herrera, toda esta ausencia de valor al trabajo de una madre tiene que ver con un aspecto mucho más profundo: "en la mayoría de unidades domésticas, de hogares, la reproducción (sexual) no está valorada, reconocida ni retribuida".

En El Salvador, los aportes de las mujeres representan un estimado del 18% del Producto Interno Bruto (PIB), "una cifra mucho más alta que algunos rubros de la economía", señaló Urquilla.

Tags:

  • Día de la Madre
  • Justicia social
  • Derechos de la Mujer
  • Violencia económica
  • Violencia social
  • Machismo
  • Pandemia

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines