Loading...

$1,040 millones en deuda ha autorizado la Asamblea Legislativa en dos meses

Diputados avalaron ayer un préstamo de $200 millones para el ramo de educación. Entre aprobaciones y ratificaciones la actual legislatura suma $2,041 millones.

Enlace copiado
Peticiones. Ocho solicitudes para suscribir préstamos ha avalado la actual Asamblea Legislativa. Ellos suman $1,040 millones.

Peticiones. Ocho solicitudes para suscribir préstamos ha avalado la actual Asamblea Legislativa. Ellos suman $1,040 millones.

Enlace copiado

Un total de $1,040 millones en deuda ha aprobado la actual legislatura al Gobierno de El Salvador. El monto es el resultado de las ocho peticiones de préstamos que fueron dictaminadas favorables por la comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa que cuenta con mayoría oficialista.

En otras palabras, en dos meses "la nueva Asamblea" aprobó adquirir la mitad de los fondos que la legislatura anterior avaló al GOES para el manejo de la pandemia por covid-19.

Esto, además de los $1,001 millones que fueron ratificados en las plenarias que se desarrollaron en mayo pasado.

Dichos datos, se unen a los $1,290 millones que la Asamblea aprobó para la creación de dos fideicomisos que buscan el rescate de la agricultura y la producción del café en el país.

“Los diputados del bloque oficialista están usando las finanzas públicas como tarjeta de crédito sin límite y  ya está sobregirada”.

Marcela Villatoro, diputada por ARENA

Ayer, en la plenaria 11 de la legislatura 2021-2024, los diputados aprobaron, con 63 votos, que el Gobierno pueda suscribir un préstamo por $200 millones con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para el proyecto "Mi Nueva Escuela".

Con el BCIE, el Gobierno también firmó un acuerdo de préstamo por $109 millones para el financiamiento de la fase III del Plan Control Territorial. Este empréstito fue el detonante de la militarización de la Asamblea Legislativa el 9 de febrero de 2020.

Entre la deuda autorizada a suscribir también están los $245.8 millones que otorgará, también el BCIE, para la construcción del viaducto de Los Chorros, el cual fue aprobado por los diputados el pasado 8 de junio y ratificado ayer, así como los $115.2 millones solicitados por el Instituto Nacional de los Deportes (INDES) y destinados para la mejora de la infraestrura deportiva.

El año pasado la deuda pública de El Salvador se elevó hasta los $2,773.3 millones, es decir que aumentó más de lo que había crecido en los últimos tres años en lo que se distribuyó así: en 2017, la deuda subió $967.8 millones, en 2018, $793.4 millones y en 2019, fue de $794.4, eso significa que en esos tres años la deuda creció $2,555.6 millones, es decir $217 millones menos que lo aprobado solo para 2020.

“Es irresponsable una dinámica de endeudamiento (del Estado)  sin control, transparencia y rendición de cuentas”.

Anabel Belloso, diputada por FMLN

Según datos de Transparencia Fiscal del Ministerio de Hacienda, actualizados por la Dirección General de Inversión y Crédito Público, hasta el 2 de marzo pasado, la proyección de deuda del país, incluyendo las pensiones, es de $20,214.7 millones, lo que representa el 70 % del Producto Interno Bruto.

Sin embargo, en ella no han sido incluidos los $1,040 millones aprobados por la nueva legislatura.

Para la diputada efemelenista, Anabel Belloso, la forma en la que la Asamblea Legislativa ha avalado la adquisición de deuda es "irresponsable".

"Es irresponsable una dinámica de endeudamiento sin control, transparencia y rendición de cuentas", manifestó.

“Quienes consideran un gasto esta inversión (préstamo por $200 millones para proyecto Mi nueva escuela) es porque nunca han visitado un centro escolar”.

Raúl Castillo, Diputado por Nuevas Ideas

Además, Belloso considera que se ha alcanzado un nivel de endeudamiento de casi el 90 % con respecto al PIB —en contraste a los datos oficiales—, algo que dijo requiere un mayor esfuerzo del Gobierno con relación al uso de los recursos.

"Se mira cero esfuerzo por un ordenamiento de las finanzas, por una priorización del gasto, se sigue pidiendo deuda y nada de hacer esfuerzos por priorizar", agregó Belloso.

Por su parte, Marcela Villatoro (ARENA) mencionó que desde el oficialismo "están usando las finanzas públicas como tarjeta de crédito sin límite y ya está sobregirada".

El bloque oficialista, por su parte, ha asegurado en reiteradas ocasiones que las emisiones de deuda que se han avalado desde la Asamblea no deben ser calificadas como gasto, sino como una inversión para el país.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines