Loading...
Economía Lo más leído

Hacienda y OIR se contradicen por salario de ministro

El portal de transparencia consignó que el salario del ministro de hacienda había incrementado. Zelaya insiste en que se trata de un error.

Enlace copiado
Conferencia. El ministro Zelaya insistió en que él no se había aumentado el salario y puso a disposición sus boletas de pago, pero no las entregó.

Conferencia. El ministro Zelaya insistió en que él no se había aumentado el salario y puso a disposición sus boletas de pago, pero no las entregó.

Enlace copiado

Los salarios del ministro de Hacienda, Alejandro Zelaya, del viceministro de Hacienda, Jerson Posada, y del viceministro de Ingresos, José Murillo, discrepan entre lo reportado en el portal de transparencia del ministerio y lo aprobado en la Ley de Salarios.

El 1 de julio de 2021, el portal de transparencia del Ministerio de Hacienda consignó que el salario de Zelaya fue modificado. De acuerdo con esa actualización, el principal encargado de las finanzas públicas aumentó su salario en $726.28. De manera que, de acuerdo con la Oficina de Información y Respuesta (OIR), Zelaya pasó de ganar $2,773.72 a cobrar $3,500, más un ingreso extra de $571.43 en concepto de gastos de representación.

Esta gestión se realizó sin pasar por el proceso de modificación de la Ley de Salarios del año pasado.

Ayer, sin embargo, durante una conferencia de prensa, el ministro Zelaya negó que su salario haya sido modificado. "No me he aumentado el salario. Invéntese otra novela. Es totalmente falso, deciles que se pongan a investigar otra cosa", dijo al ser cuestionado por la irregularidad que consignó el portal de transparencia.

A través de una solicitud de acceso a la información, el pasado 1 de diciembre se solicitó el salario mensual, constancia salarial mensual y planilla de remuneraciones mensuales del ministro de Hacienda para el periodo de junio de 2019 a diciembre de 2021.

El oficial de información, Evin Sánchez Pinto, argumentó, el 14 de diciembre, que "la información sobre las remuneraciones es información públicamente disponible", por lo que se limitó a brindar el enlace al sitio de transparencia del ministerio, en donde están colgadas los archivos con las remuneraciones actualizadas hasta el 1 de julio de 2021.

El 7 de enero de este año, este medio solicitó el documento de respaldo del aumento salarial del ministro reflejado en el portal de transparencia. El oficial de información afirmó que se entregaría el 19 de enero.

Tras la conferencia que el ministro Zelaya brindó ayer, Sánchez Pinto envió la respuesta en la que se indicó: "se cometió un error involuntario en el detalle de la remuneración del ministro de Hacienda, siendo lo correcto el salario de $2,773.72 más gastos de representación" y no los $3,500 que reflejaba la remuneración disponible en el portal de transparencia.

Durante la conferencia de prensa de ayer, el ministro Zelaya agregó que la discrepancia "es verdad pero es mentira" y puso a disposición sus boletas de pago. A pesar de que se habían pedido en las solicitudes de información, no las entregó.

Wilson Sandoval, experto en transparencia, señala que los oficiales de información están obligados a brindar todos los documentos que se solicitan y dar una respuesta razonada a la solicitud. "Esta es una estrategia de dilatación. No entregar la información sin justificación es un acto arbitrario y es sancionable", agregó.

El mecanismo ad honorem

A pesar de que la Ley de Presupuesto General de la Nación de 2021 prohibió este tipo de contrataciones, los funcionarios ad honorem persisten hasta la fecha. Solo en el tiempo en el que Zelaya ha ejercido como ministro de Hacienda, ha contratado dentro de su despacho a tres viceministros que dicen no cobrar nada, pero que tienen algunos de los salarios más altos en la institución, incluso más altos que el del mismo ministro.

El último fichaje fue el actual viceministro de Ingresos, Juan Neftalí Murillo Ruíz. El 27 de noviembre de 2020, pasó de ser director de Tesorería a una de las cabezas del Ministerio de Hacienda. El Gobierno publicó de manera oficial el nombramiento el 23 de diciembre de ese año y aclaró que era de carácter ad honorem. Pero las actualizaciones salariales disponibles en el portal de transparencia lo colocan, además, como asesor del despacho ministerial con un salario de $5,000, vigente a la fecha según el oficial de información. Misma situación tiene su colega Jerson Posada, el viceministro de Hacienda ad honorem, que, como asesor, gana $7,500, el salario más elevado en el ministerio.

Murillo Ruíz estuvo envuelto, junto a Zelaya, en el impago del Fodes, antes de ser viceministro. Con este cargo, ahora goza de inmunidad judicial.

Los sueldos de las tres cabezas del Ministerio de Hacienda están regulados por la Ley de Salarios. Pero ninguno de los viceministros respeta el monto propuesto por el propio ministerio y aprobado por la Asamblea Legislativa. Incluso el salario del viceministro Posada triplica los $2,080.58 ($2,652.01 con los gastos de representación), que la ley establece para su cargo.

Este medio también solicitó los contratos por servicios profesionales que ambos viceministros han firmando con el Ministerio de Hacienda, pero el oficial de información Sánchez Pinto ignoró la solicitud y solo brindó el enlace con los archivos de las remuneraciones, mismo enlace en el que está el documento donde "se cometió un error involuntario" al cambiar el salario del ministro Zelaya.

Ayer por la tarde, este medio se puso en contacto con el secretario de prensa de la Presidencia, Ernesto Sanabria, y con la encargada de prensa del Ministerio de Hacienda, Alicia Quezada, para saber por qué persisten los cargos ad honorem y cómo se negocian esos contratos. Solo Quezada respondió que toda petición de descargos tenía que ser a través de Casa Presidencial.

En noviembre de 2020, LPG reveló que hasta esa fecha tres ministros y seis viceministros que se promocionaban como ad honorem en realidad habían cobrado casi medio millón de dólares en 16 meses. Para esa investigación, las solicitudes de información fueron similares a las que se hicieron para este reportaje; no obstante, la respuesta a más de un año de la revelación es diferente.

El mecanismo de pagos ad honorem es una herencia del último Gobierno del FMLN. Durante su último año, el exministro de Hacienda, Nelson Fuentes, y su viceministro, Óscar Anaya, dejaron de cobrar lo que manda la Ley de Salarios para cobrar cada uno $7,500 como asesores de su propio despacho. El Gobierno de Nayib Bukele adoptó y perfeccionó esta práctica en diferentes instituciones.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines