Loading...
Cultura Le puede interesar

El exilio en un local inadecuado de la Biblioteca Nacional

Las colecciones de la Biblioteca Nacional han sido trasladadas temporalmente a un local en el centro de San Salvador que, según expertos, no cumple con las condiciones necesarias para su resguardo.

Enlace copiado
Ubicación.  Así luce el interior de la nueva sede temporal de la  Biblioteca Nacional,  en la  17 av. sur y calle Ruben Darío, San Salvador.

Ubicación. Así luce el interior de la nueva sede temporal de la Biblioteca Nacional, en la 17 av. sur y calle Ruben Darío, San Salvador.

Enlace copiado

A principios de abril, las autoridades del Ministerio de Cultura anunciaron que iniciaba el traslado de la Biblioteca Nacional Francisco Gavidia (BINAES) hacia un local temporal de cara a la demolición del edificio que la albergó durante 27 años.

En ese momento, mediante un comunicado de prensa compartido por correo electrónico, aseguraron que se trasladaría el "mobiliario, estantería, equipo, bibliografía y otros bienes hacia un local temporal". Dicho lugar no fue revelado nunca de manera oficial.

LA PRENSA GRÁFICA buscó ese nuevo local para conocer las condiciones en las que se encuentran los libros, revistas, periódicos y demás textos de la BINAES, y lo localizó sobre la 17 avenida sur y calle Rubén Darío, edificio Mercury # 1003, San Salvador, en las cercanías de la Universidad Tecnológica.

El nuevo espacio es de dimensiones mucho menores que las de la sede anterior, con puertas abiertas en las que el humo de los vehículos fácilmente puede entrar, mientras una solitaria cinta en la que se lee "Biblioteca Nacional" hace las veces de "cordón de seguridad".

Especialistas en conservación y restauración y bibliotecarios que accedieron a hablar bajo la condición de anonimato ponen en duda que el nuevo establecimiento temporal donde la BINAES vive su exilio, a la espera de la construcción de su nueva sede, cumpla con los parámetros necesarios para conservar adecuadamente sus colecciones, entre las cuales se encuentran libros que forman parte del patrimonio cultural del país.

Sin garantías de conservación

Los expertos revelaron que para que un espacio reúna las condiciones para albergar los más de 200,000 ejemplares de la biblioteca, pertenecientes a varias colecciones, es necesario tomar en cuenta diferentes factores que son los que influyen en su conservación.

Uno de los más importantes es la climatización del ambiente, pues de esto depende en gran medida que el acervo literario perdure en el tiempo. El aire acondicionado que regule la temperatura del lugar es clave, según una de las fuentes consultadas.

Sin embargo, la sede temporal de la BINAES no cumple con este requerimiento, pues en el lugar lo único que existe es un ventilador industrial que lanza aire caliente, poniendo en riesgo la literatura que debe resguardar.

"Les llegaron a poner unos ventiladores industriales, pero igual no es lo adecuado porque el aire que sigue lanzando es caliente y eso reseca el papel, lo deshidrata", explicó una de las fuentes que conoce el proceso de traslado de las piezas de la biblioteca.

Además, destacaron que para la época lluviosa es indispensable contar con deshumificadores, que sirven para reducir la humedad del ambiente, algo que tampoco tiene la nueva sede.

"Eso lo utilizan para cuando hay un espacio que es demasiado húmedo, en donde de pronto sale hongo (…). Esto lo que hace es que absorbe la humedad y usted deposita esa agua que ha recolectado en el ambiente y vuelve a estar extrayendo. Eso hay que estarlo haciendo prácticamente 24 horas", dijo otra de las personas consultadas.

A esto se le deben sumar factores de protección frente a agentes biológicos que puedan dañar el material bibliográfico como roedores, insectos, hongos y demás, por lo que es de tener especial cuidado.

"La verdad es que no tienen las condiciones adecuadas para mantener todo ese material, primero porque es una sola galera, arquitectónicamente no está diseñada para contener los libros y segundo (por) las condiciones atmosféricas: está a orilla de calle, entra humo de carros, hace mucho calor", sentenciaron.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Tags:

  • BINAES
  • Biblioteca Nacional

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines